jueves, 2 de junio de 2016

¿QUÉ HARÍA SI QUISIERA ADELGAZAR? 1ª PARTE

    ¡Post nº 299! Espero que este post que empiezo ahora llegue a ver la luz, porque últimamente casi nada de lo que escribo pasa la categoría de borrador... 

   Lo primero que quiero decir es que adelgazar es sencillo..., lo más sencillo del mundo, basta con mantener la boca cerrada para hacerlo; ni tan siquiera es necesario hacer grandes sacrificio en el gimnasio, el secreto está en no comer casi nada para conseguirlo...

   Muchos pensaréis que esto es un simple toque de humor, una pequeña "cuña" que he introducido para romper el hielo; bueno, sinceramente, no pretendo hacer chistes con problema que afecta a tantas personas, de hecho diría que solo un pequeñísimo porcentaje de la población está a salvo del exceso de grasa. Y no exagero; porque estadísticas como la de México, con un 70% de su población con sobrepeso, son para echarse a temblar. Pero, como dice el refrán: "cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar"; y es que España, a la vuelta de la esquina, compartirá esas mismas cifras. Es cierto, la clave NO está en dejar de comer manera drástica y prolongada, aunque sí es verdad, que los AYUNOS cuando son breves y controlados, y, sobre todo, cuando se realizan en su JUSTO MOMENTO, podrían ser una herramienta muy interesante, no solo forzar una mayor pérdida de tejido adiposo sino también para potenciar la salud. El problema es el de siempre..., y cuando se empieza la casa por el tejado, lo más normal es que esta se nos caiga encima (hablaré de este tema en la segunda parte)

    Bueno, a pesar de que estos números pintan un panorama muy sombrío, es posible que, incluso, la realidad pueda ser aún peor. Hay que tener en cuenta que estas estadísticas se confeccionan con fórmulas excesivamente simples que relacionan la masa con la estatura, pero que, incomprensiblemente, obvian lo más importante: la cantidad de tejido adiposo que se posee. Este índice de masa corporal, (IMC) cifra arbitrariamente el porcentaje de personas catalogadas como obesas, o con posibilidades de serlo, pero excluye a un número indeterminado que, aun siendo consideradas como normales o delgadas por la fórmula anterior, tienen un porcentaje de grasa corporal que podría llegar a ser problemático. Por tanto, y seguimos con refranes: "ni son todos los que están, ni están todos los que son". 

lunes, 25 de abril de 2016

SÍNDROME DEL ENVEJECIMIENTO METABÓLICO

   "Existe una extraña tendencia a pensar que el camino sinuoso, por ser complicado, te llevará al lugar deseado, pero, por desgracia, la recompensa no siempre compensa el esfuerzo dedicado"

    Frases como: "sin sufrimiento no hay ganancia", tan de moda puesta ahora en el mundillo del fitness o en determinadas tendencias deportivas que pretenden hacer del extremo una forma de vida, resultan un tanto lapidarias para muchos ingenuos que quieren ver en ello la señal del camino correcto. Nos hacemos esclavos de nuestras expectativas infladas sin percibir que el daño ocasionado por nuestra inquietud trascendente nos lastra irremediablemente al suelo que pisamos. Y en vez de volar nos arrastramos, día tras día, siguiendo eslóganes deliberadamente equivocados, porque el que busca y no encuentra, desespera, y la desesperación vende. De eso se trata. Compramos humo a precio de oro, y como no funciona seguimos comprando; buscando fuera lo que dentro no impera. Y en este desgaste es cuando pensamos ¿serán mis hormonas las que se han agotado? Sin duda debe ser eso, y mis niveles de testosterona se han acabado... 

miércoles, 13 de abril de 2016

¿UNA DIETA PERFECTA? ¿PARA QUIÉN?

   "Me gustaría poder decir que existe la dieta perfecta, pero quién podría aprovecharse de sus virtudes cuando la imperfección es la huella dactilar que define nuestra idiosincrasia. Si ella existiese, sin duda se transformaría en dulce veneno al contacto con nuestros labios..."

   Por regla general, el término perfecto o ideal suele emplearse para referirse a cuestiones que se alejan de lo mundano, o bien, para tratar de expresar la esencia que define a una pluralidad de individuos..., pero, por desgracia, los hay que se apropian del término como ardid, al estilo de "receta crecepelo" o "curalotodo", y que generalmente conlleva aparejado un pago económico, aunque no siempre, porque también se admite la salud como parte de esa transacción. Pero fuera de los casos mencionados, cuando algo viene imbuido de idealidad, perfección o universalidad debemos mostrarnos cautelosos porque recetas de ese calado suelen pintar el mundo en blanco y negro, olvidando casi siempre mencionar los tonos grises, que son los que realmente nos interesan. Por eso creo que uno de los mayores retos al que debemos enfrentarnos en la vida es el propio conocimiento o autoconocimiento, que no es otra cosa que la búsqueda del tono gris, aquel con el que la realidad nos "pinta", porque no sólo nos define sino que también nos permite entender el mundo que nos rodea con una mirada interior. 

sábado, 12 de marzo de 2016

CUESTIÓN DE TENDENCIAS

   Una tendencia tiende a desarrollarse hasta al final, al no ser que un esfuerzo obstinado, progresivo y duradero lo evite. Por "suerte" no todas las tendencias implican una negatividad claramente manifiesta, al menos al principio, luego..., puede que esa percepción cambie.

   El problemas de las tendencias es que suelen retroalimentarse constantemente sin mediar en ello un conocimiento explicito por nuestra parte, y lo que comienza, como un simple e inocuo proceder, progresivamente va acaparando nuestra personalidad, asumiendo, finalmente, el control de nuestros actos volitivos.

   Mientras que la energía para desarrollar una tendencia es mínima, los esfuerzos para revertir sus efectos son enormes, porque, en definitiva, se trata de cercenar una parte de nuestra propia personalidad. Es una verdadera catarsis que debe aniquilar las adherencias que menoscaban nuestra posibilidad de "ser"

viernes, 4 de marzo de 2016

HÍGADO GRASO, RESISTENCIA A LA INSULINA Y BACTERIAS

   Creo que  a estas alturas no descubriría nada si digo que beber alcohol puede dañar progresivamente al hígado, en etapas que evolucionarían desde la esteatosis, la inflamación, la fibrosis y la necrosis, hasta llegar a la cirrosis o, incluso, el carcinoma hepatocelular. A esto se le denomina enfermedad alcohólica hepática (EAH)

   Pero, para sorpresa de los no bebedores, estos procesos también pueden producirse sin haber probado ni tan siquiera una gota de alcohol; en este caso, y para distinguirla de la anterior, se la suele denominar enfermedad hepática no alcohólica (EHNA), aunque su evolución, al final, podría ser la misma. Si en el primer caso el detonante está relacionado con el consumo crónico de alcohol, en la EHNA el mecanismo no está tan claro, pero parece pivotar en torno a la RESISTENCIA A LA INSULINA, patología clave del SÍNDROME METABÓLICO. Es por ello que, en este otro caso, puede aparecer asociada a uno o varios de sus componentes, como la obesidad abdominal, la intolerancia la glucosa, la hiperinsulinemia, la dislipidemia y/o la hipertensión arterial. Y, claro, como no son dos procesos autoexcluyentes se puede ser alcohólico y resistente a la insulina, lo que supone una injuria por partida doble al hígado.

sábado, 5 de diciembre de 2015

DIETA, EJERCICIO Y ADAPTACIONES

       De todos los post que he escrito, al menos 100 están relacionados, directa o indirectamente, con la obesidad, pero, a pesar de la recurrencia del tema, sigo sin tener una idea clara de los motivos reales que propician que, en un momento determinado, el tejido adiposo comience a expandirse de modo incontrolado. Claro, podría agarrarme a la existencia de ese supuesto gen "ahorrador", que al seguir operativo en un entorno donde las calorías se consiguen con sólo alargar el brazo, pero sin las consiguientes hambrunas y la menor actividad física, nos predispone inexorablemente al aumento de las reservas grasas.

martes, 27 de octubre de 2015

COLESTEROL ELEVADO EN UNA DIETA PALEO III

    Cuando uno deja de escribir durante un periodo de tiempo tan largo, se vuelve complicado retomar con exactitud la continuación del último post. Espero que esta espera no haya hecho perder el interés…
   
    En principio, tenemos que tener en cuenta que existen diferencias notables entre personas con trastornos metabólicos manifiestos y aquellas otras que sin tenerlos aparentemente muestran, de buenas a primera, incrementos considerables en el  colesterol LDL cuando se vuelcan en una dieta alta en grasas. Veamos esos matices…

   La dislipidemia que caracteriza a un Síndrome Metabólico (SM), suele manifestarse del modo siguiente:
  • Aumento del colesterol LDL
  • Aumento del número de triglicéridos 
  • Disminución del colesterol HDL